¿Cómo se puede medir el olor?

medir_olorEl olor es una sensación que se percibe por la recepción de un estímulo por el sistema sensorial olfativo. Este se mide tomando en cuenta aspectos como la intensidad, el carácter, el tono hedónico y la concentración, pues el efecto combinado de estas propiedades está relacionado con el grado de placer o molestia que pueden ser causados por los olores.

Cuando una persona percibe un olor desagradable causa malestar, y sus factores se relacionan con la tolerancia, la ofensividad, la frecuencia, y la duración de la exposición al olor.

Ahora bien, usted se estará preguntando cómo puede medirse un olor, pues bien; en primer lugar debe saber que es una medida objetiva y que puede cuantificarse en la concentración. Para ello se utiliza la unidad del olor por m3 (ou/m3), que se refiere a la mínima concentración en que la nariz detecta un olor específico.

La concentración del olor tiene características parecidas a los decibeles, ya que está basada en una propiedad relacionada con uno de los sentidos del ser humano. Y esta es una unidad que se calcula por el número de veces que debe diluirse un gas para que pueda ser detectado por un grupo de personas seleccionadas, y se calcula la medida geométrica de los umbrales de olor individuales en cada uno de ellos.

¿Para qué sirve esta medición?

El valor de la concentración de olor es muy importante pues brinda muchos beneficios para las personas. Por ejemplo sirve para detectar si una comunidad percibe un olor de una planta de tratamiento de aguas residuales, y por sobre todo saber si existe algún tipo de molestia.

Además se puede obtener la tasa de emisión de olor, que corresponde a las unidades de olor por segundo que está emitiendo alguna fuente. Esta acción es muy útil para poder estimar si una planta afectará o no a las comunidades vecinas.