El QLED es el siguiente paso en la era de las pantallas

qled_pantallasEl momento actual en el mundo de las pantallas, monitores y televisores está llegando a un punto de inflexión que puede llegar a convertirse en precedente en la historia de este sector.
Las ofertas en tecnología de pantallas se encuentran en una disputa entre variantes que prometen mejor definición y alta resolución como nunca antes. LCD IPS, LCD VA, OLED y SuperAMOLED son los nombres que compiten entre los consumidores para llevarse el cetro del mejor estándar.
Los SuperAMOLED llevaban la delantera de forma destacada, gracias a su capacidad de entregar una imagen con calidad pura y la única en ofrecer el negro completamente puro. Pero a esta batalla casi ganada se le apareció la nueva tecnología QLED, que pretende destronar a sus competidores.

Cómo trabaja este nuevo estándar
Su introducción nace de lo mejor de dos grandes innovaciones: por un lado los Quantum Dots, que trabaja en base a “puntos cuánticos”, y por otro el OLED, diodo orgánico de emisión de luz. Samsung es la empresa que lleva la delantera en implementar este nuevo estándar, y muchos creen que elegirlo es compatible con la visión de futuro que como compañía tienen.
La tecnología QLED gana frente a las otras en su capacidad de alcanzar un espectro de color más amplio. En ello los puntos cuánticos elevan aún más sus posibilidades, ya que su longitud de onda de rojos y verdes alcanzada se potencia con el azul del LED. A la vez, el brillo de los paneles permite conseguir picos actuales de 1000 SUHD.
Otra de las ventajas del QLED es que se prescinde de sus componentes orgánicos, a diferencia del OLED que tenía entre sus defectos la rápida degradación de sus componentes.
A diferencia de los modelos de televisores LED, los QLED tienen un menor brillo, el que llega a los 700 nits. Los puntos cuánticos que operan en esta tecnología le permiten, al mismo tiempo, alcanzar a otros modelos de tipo SUHD.