Las apuestas de Samsung y LG para el futuro

Estos dos gigantes surcoreanos tienen apuestas distintas para el mercado de televisores. LG cree e invierte en la producción de televisores con pantallas con tecnología Oled, presenta también en muchos smartphones de primera línea. A diferencia de lo que ocurre en los aparatos con paneles LCD y retroiluminación led, no hay una luz desde detrás de la malla de píxeles – lo que hace que hasta los puntos negros de la imagen reciban una cierta cantidad de luz, mientras que podrían muy bien estar totalmente apagados .

Los píxeles cuentan con materiales orgánicos y, por lo tanto, pueden iluminarse cuando reciben carga de una corriente eléctrica. En este caso, la tasa de contraste es mejor, ya que los puntos negros están, de hecho, sin recibir luz. Esa tecnología es la que vamos a ver todavía allí en 2035. led

Samsung

Ahora, Samsung apuesta por otra tecnología. El fabricante dejó de lado el Oled y tiene televisores con la tecnología llamada de punto cuántico. En términos de funcionamiento, es más parecida a la LCD led que con Oled.

Hay retroiluminación también. Sin embargo, es más débil que la de los televisores LED convencionales, lo que implica menos gasto de energía eléctrica. Esto porque no hay filtro de Bayer, que es lo que da colores a los píxeles que vemos, según las escenas cambian. Los matices de coloración ocurren por medio de nanocristales, que alteran de forma milimétrica sus tamaños. Esto genera una imagen de calidad superior a la de los televisores LED.

Las televisiones con tecnología LED todavía son las mejores para ser comercializadas [por ser más consolidadas en el mercado]. Ahora, en cuanto a calidad de imagen, los aparatos con pantallas de puntos cuánticos son mejores.

Los modelos de gama alta de Samsung, de la línea SUHD, ofrecen una resolución de 4K. Como diferencial en términos de software, la empresa apostó en la plataforma GameFly, que funciona como un Netflix de juegos.

Ambas empresas cuentan con plataformas inteligentes, que permiten los televisores se conecten a Internet, y ofrezcan aplicaciones como YouTube y Netflix. Los sistemas, sin embargo, son distintos. LG utiliza el webOS, mientras que Samsung tiene Tizen. Ambos son de código abierto y cuentan con una serie de aplicaciones dirigidas a streaming de video y juegos.