Líderes en tecnología piden prohibición de “robots asesinos” a ONU

Rate this post

En una carta a la ONU, líderes de sectores que usan inteligencia artificial, incluyendo el multimillonario Elon Musk, cofundador y CEO de Tesla, advierten del riesgo de “una tercera revolución (en la tecnología) de guerra” y piden la prohibición del uso de Inteligencia en el desarrollo y uso de armas. robots

Según la carta firmada por 116 expertos del área “Una vez desarrollados, los robots permitirán un conflicto armado a una escala mayor que nunca, y a intervalos de tiempo más rápidos que los humanos pueden comprender”.

La carta dejó claro que estas pueden ser las nuevas armas de terror, armas que terroristas usan contra poblaciones inocentes, y que pueden ser hackeadas – y programadas en un computador - para hacer cosas indeseables.

El mensaje, además de preocupante también trae un tono de urgencia de los líderes de tecnología, que advierte que no queda mucho tiempo para actuar y “Una vez que la caja de Pandora sea abierta, será difícil cerrarla”.

Por eso, ellos piden que esta tecnología “moralmente equivocada” sea añadida a la lista de armas prohibidas por la Convención de las Naciones Unidas sobre Ciertas Armas Convencionales (CCW).

Además de nombres importantes como Musk, también firma el documento el cofundador de DeepMind de Google, Mustafa Suleyman.

Una posible prohibición en el desarrollo de tecnología de “robots asesinos” ya había sido discutida por comités de la ONU. En 2015, más de mil expertos de tecnología, científicos e investigadores escribieron una carta alertando sobre los peligros de las armas autónomas y entre los firmantes estaban el científico Stephen Hawking y Steve Wozniak, cofundador de la marca de computador y smartphones Apple.

Los robots asesinos 

Un robot asesino es un arma totalmente autónoma que puede seleccionar personas sin intervención humana. Todavía no existe, pero los avances en la tecnología lo hacen cada vez más cerca de la realidad.

Los defensores de esta tecnología dicen que las leyes de guerra actuales son suficientes para resolver cualquier problema que pueda surgir si se utilizan. Por otro lado, los que se oponen a su uso creen que se trata de una amenaza a la humanidad y que cualquier “función de muerte” autónoma debe ser prohibida.