Crece la polémica por encuestas suspendidas por la Superintendencia de Pensiones

Rate this post

La Superintendencia de Pensiones, en su rol de ente fiscalizador del modelo de pensiones chileno, salió al paso frente a la encuesta que por estos días se encuentra implementando AFP Cuprum a sus afiliados para conocer su opinión sobre el rol que deben asumir las administradoras de fondos de pensiones en la gestión de los multifondos del sistema.

Fachadas de CuprumDesde la entidad comentaron que dentro del marco de fiscalización habitual, dentro de sus facultades administrativas, se tomó conocimiento sobre la campaña impulsada desde la administradora que se denomina “Tu opinión nos importa”, donde se invita a los trabajadores afiliados en ella a responder algunas consultas por medio del correo electrónico.

La Superintendencia indicó que en días pasados se le realizó una solicitud de información a la administradora relativa a la realización de la encuesta. Entre los datos requeridos se solicitó informar el tiempo de implementación de la encuesta; el universo de afiliados a los que se les espera aplicar el sondeo; los procedimientos que se han establecido para lograr la confidencialidad de las respuestas; las formas de contacto y cómo se logrará que las respuestas puedan ser respondidas en tan solo una ocasión, afiliado por afiliado.

El organismo informó que continuará manteniendo su rol en la fiscalización de las informaciones que se utilicen en la comunicación de sus estrategias y campañas, así como también entre las administradoras y sus afiliados de manera directa o interna. Esto debe ser así, pues la legislación establece que las informaciones deben acatar el cumplimiento de la normativa vigente.

El sondeo llevado a cabo por Cuprum
Hay que recordar que la estrategia implementada por Cuprum constaba de dos preguntas entre quienes participaran de ella: primero, responder ante la afirmación de que si es parte del rol y el servicio que entregan las AFP el defender de forma proactiva los intereses de sus afiliados.

Por otro lado, la segunda consulta a sus afiliados tenía relación con analizar si es positivo que las administradoras de fondos de pensiones consulten a sus clientes para conocer su parecer sobre los potenciales cambios futuros que el sistema de pensiones tendría que tener.