software de inventarios

Alternativas de software de inventarios

Rate this post

La gestión del inventario de una empresa es una de las claves para conocer la situación actual en términos de ventas, sirve para qué productos tienen mayor salida y cuáles son los que permanecen más tiempo en las bodegas o estanterías. Para lograr esto a la perfección es necesario contar con un software de inventarios.

Debido a que determina parte importante de las decisiones de las áreas comerciales y de marketing, se convierte en un elemento que no podemos descuidar, y en el que vale la pena invertir, ya sea en un software de inventario específico, como en el personal necesario para mantenerlo actualizado.

Si nuestra empresa es pequeña, es posible que nos baste con herramientas genéricas como Excel, o programas similares. En este caso podemos desarrollar una planilla propia desde cero, u optar por formatos disponibles en la red, muchas veces de forma gratuita.

Ejemplo de formato de inventario

En una pyme probablemente seremos nosotros mismos quienes llevemos la cuenta de los productos que tenemos y los que necesitamos adquirir o producir. Si no requerimos mayores datos, podemos prescindir de un software de inventarios y optar por una hoja de cálculo.

Un formato sencillo tendrá los siguientes campos: nombre del artículo y su descripción, marca o modelo, número de serie o de identificación, fecha de compra, lugar de compra y valor actual estimado, además de la cantidad presente en stock. Con cantidades bajas, no requerirá de tanto tiempo mantenerlo actualizado y reemplazará parte de las funciones de un software de inventarios.

Si nuestra empresa va creciendo, tendremos que considerar en invertir en una plataforma más completa que nos ayude a tener el control de nuestras bodegas y estanterías.

En un principio la solución puede pasar por generar una planilla más compleja, pero con el tiempo se volverá engorroso mantenerla al día, por lo que deberemos considerar adquirir un software de inventarios específico. Pero si bien implica una inversión en su compra y capacitación de nuestro personal, a la larga será mucho más conveniente, sobre todo si nuestros planes son que la empresa siga creciendo y complejizando sus operaciones.